Publicado el

Mindfulness

Mindfulness – mente en calma

La felicidad es el más apreciado objetivo de la Humanidad

mindfulness

La traducción a la cultura occidental de estas palabras se deriva en estas técnicas de meditación inspiradas en la tradición budista que se denomina Mindfulness, que quiere decir atención plena y consciente en el presente, sin condicionamiento o enjuiciamiento, para intentar calmar la mente y centrarse en el aquí y ahora.

El pensamiento más profundo dice que todos los seres humanos somos de la misma naturaleza, tanto a nivel mental como emocional. Todos nosotros tenemos la capacidad de ser personas felices y buenas, y también la tenemos de ser malas y perjudiciales.

El potencial para desarrollar todas estas facetas está presente en nosotros. Lo importante es tratar de fomentar cada uno de los aspectos positivos y útiles, y tratar de reducir los negativos. Aunque los aspectos negativos puedan, a veces, traer cierta satisfacción a corto plazo, a la larga sólo aportan sufrimiento.

Meditación o mindfulness

La meditación o Mindfulness activa tu memoria con ejercicios que te ayudarán a mantenerte activo.

Es un sistema o método de autoayuda y desarrollo mental que tiene bajo control el estrés, mejora el cociente intelectual y desarrolla habilidades mentales manteniendo alejados los pensamientos negativos, aumentando la concentración y la creatividad.

¿Qué pretende además la Meditación o Mindfulness?

  • Controlar el estrés negativo y mejorar el descanso.
  • Mejorar el rendimiento intelectual, la capacidad de estudio y concentración.
  • Mejorar la actitud positiva y la eficacia en el trabajo.
  • Aumentar la imaginación y la creatividad para resolver problemas.
  • Mejorar la salud, la autoestima, la confianza en uno mismo y la fuerza de voluntad para controlar hábitos.

Vivimos atados a múltiples preocupaciones y con un nivel de estrés muy grande que, por lo general, no es debido a situaciones reales sino imaginarias. La inmensa mayoría de personas se deja llevar por las prisas, el estrés y un estilo de vida agitado. Pero muchos, y ahora más que nunca, sienten la necesidad de tener unos minutos de silencio, paz interior y un momento de reflexión.

Desde hace tiempo sabemos que la meditación es la clave y el punto de partida para que puedas hacer de tu vida un lugar mucho mejor y gozar de un bienestar increíble y una mejor calidad de vida.

Puedes meditar mientras caminas o mientras viajas. También puedes meditar en casa, al aire libre o en la oficina. Pero, sea como sea, ahora tienes la oportunidad de convertirlo en el hábito que cambiará tu vida para siempre.

En conclusión podríamos decir que la meditación es una técnica que cada vez más expertos recomiendan. Tomarse unos minutos al día para practicar es una herramienta muy útil, y sólo con aprovechar 5 o 10 minutos diarios, será suficiente para mantenerte en tu centro de bienestar general y desarrollar tu poder personal de realización, presencia y empoderamiento.

Para saber más… CLICK

Un consejo: siempre que puedas… ¡Aquieta tu mente!

Visita nuestra TIENDA
Publicado el

Los seis sabios ciegos y el elefante

Los seis sabios ciegos y el elefante

“En una ocasión había seis ancianos sabios que no gozaban del don de la vista, siendo ciegos y empleando el sentido del tacto para experimentar y conocer las diferentes realidades, seres y objetos del mundo. Ninguno de estos sabios había visto jamás un elefante, y tras conocer que su rey disponía de uno le solicitaron con humildad poder conocerlo. El monarca decidió concederles su petición y los llevó ante el paquidermo, permitiendo que los ancianos se acercaran y lo tocaran.

Los sabios se aproximaron al animal y, uno por uno, tocaron al elefante con el fin de saber cómo era dicho ser.

El primero le tocó un colmillo, y consideró que el elefante era liso y agudo cual lanza. El segundo sabio se aproximó y tocó la cola del elefante, respondiendo que en realidad era más bien como una cuerda. El tercero entraría en contacto con la trompa, refiriendo que el animal se parecía más a una serpiente. El cuarto indicaría que los demás debían estar errando, ya que tras tocar la rodilla del elefante llegó a la conclusión de que se trataba de algo semejante a un árbol. El quinto lo desmintió al tocar la oreja del ser, valorando que se parecía a un abanico. Por último el sexto sabio llegó a la conclusión de que en realidad el elefante era como una fuerte pared rugosa, al haber tocar su lomo.

Tras haber llegado a distintas conclusiones, los sabios empezaron a discutir respecto a quién poseía la verdad. Dado que todos defendían sus posiciones con ahínco, recurrieron a la ayuda de un séptimo sabio el cual podía ver. Este les hizo ver que en realidad todos ellos tenían parte de la razón, dado que habían estado describiendo una única parte del conjunto del animal, a la vez que aún sin equivocarse ninguno de ellos había podido conocerlo en su totalidad.“

Fuente: psicologiaymente.com